La agresividad de los precios con los que se ofertan los equipos de la marca Realme, han hecho que esta escale poco a poco y causó un revuelo en este sector tecnológico, ofreciendo modelos de alta calidad como el que hemos probado hace muy poco: el Realme 6.

Realme 6 Características

Según las prestaciones que ofrece este equipo, su precio está regulado y va de los 219 euros hasta llegar a los 279 euros.

Este equipo cuenta con aspectos muy llamativos como una pantalla con tasa de refresco de 90 hz, carga rápida y una batería de alta calidad con capacidad de 4.300 mAh, sistema Android 10 y una cámara que aunque no es de las mejores, puede pasar por aceptable para muchos de los usuarios.

Los modelos presentes en el mercado cuentan con 4 u 8 gigas de memoria ram, y unos 64 o 128 de almacenamiento, aceptando tarjetas MicroSD para ampliar este rango.

Al usar este equipo es fácil pensar en el Redmi Note 8 Pro de la compañía Xiaomi, ya que comparten muchas cualidades y características, además de que el precio de ambos equipos es muy similar, situación vista anteriormente debido a la competitividad que ambas empresas mantienen en lo que se refiere al precio final de sus productos.

Review Realme 6

Review Realme 6

Ambos equipos funcionan con el procesador MediaTek Helio G90T, que es un chip sumamente capaz aunque muy lejos de la potencia que brindan los de alta gama.

El hardware está a la par de los de equipos potentes de hace algunos años, siendo la versión de 8 gigas la de mejor rendimiento y contando ambas con un lector de huella dactilar que funciona muy bien.

Los juegos de mayor definición y con más calidad de imagen al principio cargan con dificultad pero después corren con rapidez y nitidez, aunque el equipo suele calentarse demasiado y esto resulta molesto.

Si no se somete a tareas muy exigentes no se percibirá este aumento en la temperatura, además de que la batería cuenta con una potencia de 4.300 mAh, y esto permite que trabaje mucho más de un día entero.

Su cámara es muy simple y su sistema modesto, poseyendo 64 megapíxeles y teniendo mejor resolución si se emplean 16 megapíxeles, puede dar a su objetivo una estabilidad de f/1.8, tristemente no cuenta con estabilidad óptica.

Cuenta con otra cámara ultra panorámica de 8 megapíxeles, una monocromática que no sirve para capturar imágenes directas, y otra que tan solo funciona para capturar fotos de grandes espacios en lo que el detalle no importa tanto.

No hay un buen procesamiento de algoritmos para las imágenes, por esto es común encontrar en las fotografías pequeños detalles a pesar de tener luz abundante, poco detalle en las texturas e imprecisión en la imagen cuando se cuenta con poca luz.

Estos defectos se aprecian en todas las cámaras del equipo, por lo que no importa cuál se use el resultado será muy parecido. Si no eres un usuario exigente, entonces las imágenes te serán aceptables, siempre y cuando se cuente con la cantidad de luz necesaria.

Las funciones del vídeo son mejores, por lo que se puede grabar en 4K a 30 fps y en 60 fps en Full HD, poseyendo estabilidad electrónica. El resultado es un vídeo de calidad moderada, adecuado para un móvil que tan solo puede llegar a costar 200 euros.

Deja una respuesta